Daniel Guzmán siempre estuvo muy apegado a los fogones por grandes cocineros en el seo de su familia, entre los que destaca la figura de Tito Guzmán.

Comenzó su recorrido por diferentes restaurantes, recorriendo primero la costa catalana para después volver a la capital ourensana para trabajar en restaurantes de la zona, como por ejemplo en el restaurante A Rexidora con Javier González. En su camino se cruzó en repetidas ocasiones con su primo Julio Sotomayor.

Trabajó también con Marcelo Tejedor e Iván Domínguez en Santiago de Compostela, además de dedicarse la docencia y la grabación del programa “Ata a Cociña!” de Vtelevisión.

Durante este tiempo, desde la distancia, empezó a gestarse la idea de montar un restaurante con Julio Sotomayor en su ciudad natal, en el que poder plasmar sus conocimientos y su amor por la cocina, y por fin… echar raíces.