La cocina de Pepe Vieira es auténtica, racial y llena de significado. Se trata de ir más allá de lo culinario intentando contar una historia con cada plato.

“Mi trabajo supone una búsqueda incansable de lo auténtico. Mi reto es intentar dotar de contenido este adjetivo tan usado por todos. Mi inspiración reside en un profundo conocimiento del patrimonio inmaterial gallego, en este surrealismo mágico tan propio de Galicia.

Ahondo en nuestra tradición para desenvolver una gastronomía propia que bauticé como La última cociña del mundo, donde rescato recetas y condimentos casi olvidadas con una vocación de transmisión cultural.”